15 enero 2013 Noticias, Pop, Premios, Soul

Adele
Adele, recientemente coronada por segundo año consecutivo como la cantante más vendedora del planeta, acudió a la pasada gala de entrega de los Globos de Oro.

La joven británica obtuvo, siguiendo los pronósticos, el galardón a la mejor canción original por Skyfall, el tema central de la última película de James Bond.

La composición de la artista competía igualmente contra Safe & Sound de Taylor Swift (incluida en la banda sonora de Los juegos del hambre), Suddlenly de Claude-Michel Schonberg (Los Miserables), Not running anymore de Bon Jovi (Stand up guys) y For you de Keith Urban (Acto de valor).

Totalmente resplandeciente de felicidad, Adele posó en la alfombra roja de la cita cinematográfica que se celebraba en Los Ángeles y después, en la ceremonia de entrega, dedicó el reconocimiento a su pareja, Simon Konecki, y a su bebé. De igual manera, haciendo gala del famoso humor británico, la cantante bromeó diciendo: “Me gustaría dar las gracias a la prensa de Hollywood, algo que nunca pensaría que haría“.

No se puede negar que, en el fondo, es una chiquilla, y para muestra vamos a reflexionar sobre lo que hizo nada más llegar a casa, ya que la vocalista reveló en su perfil de Twitter cuál fue el suceso que más la había impresionado en esa noche en la que “se había sentido como si fuera Meryl Streep“: no fue otro que conocer, por fin, al mismísimo Daniel Day Lewis. Impresionante.

Vía | 20 minutos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *