23 diciembre 2015 Noticias, Soul

Adele

Adele sigue triunfando con su último disco. Hasta 32 millones de personas intentaron comprar una entrada para los conciertos que dará en el O2 londinense en 2016. La cantante se lo toma con la calma habitual pero nos sorprende que ahora haya comentado por qué dejó de fumar hace cuatro años.

La cantante confiesa que era una adicta al tabaco. “Si hubiera seguido fumando habría muerto de alguna enfermedad relacionada con el tabaquismo. Creo que eso habría sido horrible. Si hubiera muerto de cáncer de pulmón no podría haberme sentido orgullosa de que yo misma me lo hubiera provocado”.

La cantante fumaba unos veinticinco cigarros al día cuando, en 2011, perdió la voz y tuvo que cancelar una gira. Posteriormente se operó para cortar una recurrente hemorragia en las cuerdas vocales. Los médicos le aconsejaron entonces que o dejaba de fumar o su carrera artística se terminaría antes de lo previsto.

Me encantaba fumar pero no está bien cuando te mueres de una enfermedad relacionada con el tabaquismo y dejo a mi hijo sin madre” comentaba recientemente la cantante. Al menos habla claro y reconoce que fumar es uno de los hábitos más estúpidos que tiene el ser humano. Ojalá que las palabras de Adele les sirvan a muchos fumadores para darse cuenta de cómo pueden terminar si siguen quemando su dinero.

Esperamos, como siempre os decimos, vuestros comentarios al respecto. ¿Qué os parecen las declaraciones de Adele? ¿Opináis igual que ella? ¿Es posible que sus palabras os hayan hecho cambiar de opinión sobre el tabaco? Abrimos las líneas de debate.

Vía | Billboard

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *