27 noviembre 2016 Heavy Metal, Noticias

Alissa White-Gluz

La gran Allisa White-Gluzz es una de las “culpables” de que Arch Enemy sigan siendo una banda con una legión de seguidores. Los parámetros sonoros del combo están más que claros y todo parece indicar que en el futuro nos espera un nuevo disco lleno de calidad, rabia y caña.

Tras cuatro años de silencio discográfico, la cantante reconoce que su último disco, War Eternal, “tenía varios factores que lo hicieron tan exitoso. Uno de ellos sería que había química a nivel musical entre nosotros. Otro que Michael Amott, guitarra, perdió a Angela Gossow, antigua cantante de la banda, y la presión le llevó a componer canciones muy buenas. Para mí fue vital, me echaron de The Agonist, donde estuve doce años, y tenía que cantar música que me hiciera feliz. Michael y yo estábamos pasando por una etapa estresante. Ambos nos motivamos mutuamente para poner pasion y esfuerzo en la composición de los temas”.

De lo que los fans pueden esperar del próximo disco del grupo indica que “acabamos de darle la bienvenida a Jeff Loomis, de Nevermore, como guitarrista. Creo que su estilo a la hora de hacer solos influirá en el disco. Tengo ganas de escuchar sus contribuciones. Él verdaderamente inspira a Michael y viceversa. Incluso en el backstage, siempre están tocando juntos y componiendo”.

“El bajista y el batería también tocan la guitarra por lo que siempre van acumulando riffs y ayudan con los arreglos de los temas. A nivel de las letras pues experimentamos sensaciones, pensamientos y situaciones que transcribo a los poemas que convierto en letras. Mantendremos el sonido de la banda, no queremos cambiarlo pero añadiremos nuevas pinceladas de lo que hemos aprendido en este tiempo”. Sed vosotros los que valoréis estas declaraciones.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *