18 mayo 2010 Conciertos, Hard Rock, Rock

barn1.JPG

Cuando me enteré de la reunión de Barón Rojo casi dí saltos de alegría. Los cuatro jinetes del rock español volvían a los escenarios a pesar de haber vivido varios años de declaraciones encontradas, problemas personales, fracasos en sus discos y demás aventuras. Al leer la primeras crónicas de sus conciertos incluso me animé a ir a verles en directo.

El problema está en que cuando el crítico musical se despega de lo que tiene que criticar y es amigo íntimo de los músicos lo que escribe no es tanto una crítica como un panegírico de lo bueno sin mencionar lo malo. Para evitar eso podrían hacer como un servidor que si es para su blog personal sí escribe la crítica de sus grupos favoritos pero si es para una publicación pues se abstiene de caer en la mentira.

Con Barón Rojo, volviendo al tema del post, pasa lo mismo. Las críticas de sus colegas les ponen por las nubes y los videos en Youtube dicen lo contrario. Pensaron conseguir para esta reunión bastantes conciertos y la cosa no va, ni muchísimo menos, como ellos pensaban. Las masivas asistencias a sus conciertos se han producido en el seno de festivales y sólo en Madrid consiguieron vender todo el papel. Del resto de conciertos se ha hablado más bien poco.

El promotor del concierto de Pamplona, que se iba a celebrar este mismo viernes, lo ha dejado bien claro. Se aplaza el concierto por la poca expectación que ha generado el mismo. ¿Dirán los colegas del grupo que Pamplona no es rockera cuando Barricada, por poner un ejemplo, llenan allá donde se presentan? Quizás un disco nuevo o una fuerte dosis de sinceridad en el seno de la banda habría sido mejor que caer en esto. Eso sí, ya hay una multinacional que les editará un disco en directo y un DVD. ¿Objetivo conseguido?

Vía | Barón Rojo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *