20 julio 2014 Noticias, Pop

Avril Lavigne

Avril Lavigne ha sido de las primeras artistas en demandar a 2VLive, una empresa dedicada al streaming de conciertos. La artista les acusa de no pagarle una cantidad cercana a los cuatrocientos setenta y cinco mil euros. El litigio ha comenzado, la forma de entender la música ha cambiado pero a veces los artistas no reciben todos los beneficios que generan.

De no ser así no parece lógico que la empresa le garantizase seiscientos treinta y un mil euros, le pagase ciento cincuenta y siete mil y se desentendiera del resto de la cantidad. Pero a esta demanda se une la que la cantante ha presentado contra una filial de 2VLive especializada en saludos en vídeo que tampoco le han pagado lo que habían acordado.

Lavigne este año fue protagonista de un escándalo que no todo el mundo llegó a comprender. El videoclip de su canción “Hello kitty” fue considerado racista por algunos fans y la artista comentó que “nunca he sido racista, fui a Japón para grabar este videoclip para mis fans de Japón, con mi discográfica japonesa, con bailarines de Japón y con un director japonés”.

Sea como sea, la artista podría haber abierto la veda para las demandas a las empresas que se dedican al streaming de música. Se dice que las ventas de discos y similares han subido pero no se indica que plataformas de streaming siguen haciendo mucho negocio. El futuro nos dirá si esta es la fórmula para garantizar las ventas o si por el contrario estamos ante lo de siempre, el enriquecimiento de las discográficas a espaldas de los músicos.

Vía | NME

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *