25 octubre 2012 Hard Rock, Noticias

Axl Rose pasó ayer por el show de Jimmy Kimmel para dar su primera entrevista en 20 años para la televisión. Muchísimo ha llovido desde que Guns n´ Roses se convirtieran en la sensación del hard rock mundial y desde entonces la polémica, la fama de mal genio y el divismo del personaje le han mantenido alejado de los medios de comunicación.

La verdad es que Axl mostró su lado más amable en la entrevista y comentó distintos aspectos tanto de su propia personalidad como del futuro del grupo que en breve estrenará residencia permanente en Las Vegas.

Sobre la fama de la banda a la hora de empezar tarde sus conciertos Axl reconoció que “es cierta pero si vieras mi horario te darías cuenta de que sería un milagro que llegáramos a tiempo para cada concierto. Últimamente hemos mejorado muchísimo”. Todo esto es una ventaja de cara a los próximos conciertos de la banda en la citada ciudad del estado de Nevada.

También comentó cómo no es tan antipático como parece, “un año me vestí en Halloween de mazorca, me gusta ser divertido”. Sobre su peinado con trenzas también comentó que tampoco era para tanto y que fue una decisión personal.

El momento más divertido en estos últimos años fue “comentarle al teclista Chris Pittman que iba a ser el próximo despedido del grupo”, al final no sucedió pero mientras tanto fue algo divertido para el cantante.

El management de la banda escondió varias entradas gratuitas bajo el asiento de algunos espectadores del programa. El cantante terminó comentando que no suele ir a votar ya que en “California, mi estado, la gente suele votar lo que me gusta y sería excesivo ir a votar lo mismo”. Curioso cuando menos.

Vía | Ultimate Classic Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *