El batería de Megadeth comenta las lesiones que ha tenido en su vida artística

El batería de Megadeth comenta las lesiones que ha tenido en su vida artística

Escrito por: David López   @FyDescritura    11 octubre 2010     Sin comentarios     2 minutos

Shawn Drover, batería de Megadeth, ha concedido una entrevista a The Great Southern Brainfart para comentar cómo ha sido la experiencia de tocar Rust in Peace en su integridad y también para dar a conocer ciertas curiosidades de su propia vida. La entrevista no tiene desperdicio. Os dejamos con los mejores momentos de la misma. […]

Shawn Drover, batería de Megadeth, ha concedido una entrevista a The Great Southern Brainfart para comentar cómo ha sido la experiencia de tocar Rust in Peace en su integridad y también para dar a conocer ciertas curiosidades de su propia vida. La entrevista no tiene desperdicio. Os dejamos con los mejores momentos de la misma.

“Estamos tocando con Anthrax y Slayer por Estados Unidos. Anthrax son increíbles como grupo y Slayer son unos maestros. Es perfecto que estemos haciendo una gira tan interesante como ésta. Además es la segunda gira en la que vamos a tocar Rust in Peace en su integridad“.

“Personalmente me gusta tocar Rust in Peace en concierto pero también los típicos “grandes éxitos”. Hay que tener en cuenta que todo esto es diversión y que no estamos trabajando porque necesitamos comer. Rust in Peace es un disco muy complicado y los fans se lo saben de memoria, tocar cada noche a la perfección es una tarea que parece fácil pero no lo es”.

“En lo musical me gustan mucho las bandas de los setenta. Esos grupos hacían una canción y no pestañeabas. Deep Purple, Eagles o Supertramp son mágicos. Luego ya me aficioné al hard rock con Rush, por supuesto, y también al metal con Judas Priest. Estos grupos son una gran influencia para mí”.

Tocar la batería es doloroso, mucho más de lo que parece. He tenido más lesiones que un futbolista. En la primera prueba de sonido que hice con Megadeth me reventaron los oídos, desarrollé vértigo y una grave infección. En 2004 tuve que llevar auriculares para aislarme del resto de músicos y así poder poner el sonido del grupo a un volumen muy bajo. También el menisco se me fastidió, mi mano derecha, y varias lesiones más pero hay que seguir tocando. Me gano la vida golpeando cosas con palos, ¿qué podía esperar?”.

Vía | The Great Southern Brainfart

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.