6 febrero 2012 Heavy Metal, Noticias

El culebrón Black Sabbath sigue adelante. Nos resulta curioso que Ozzy Osbourne, que declaró en su autobiografía que Bill era “su hermano” en el grupo, sea uno de los que ha animado a Bill a que se quede en su casa dándole carpetazo al problema de su salida del grupo.

En Facebook se está organizando una verdadera batalla campal para conocer los detalles del “contrato infirmable” del que habla Ward y lo mismo ocurre con el apoyo incondicional que está recibiendo el percusionista tras conocerse su conato de abandono posteriormente confirmado por el resto del grupo.

Bill ha emitido el siguiente comunicado: “Queridos fans de Sabbath. Soy Bill. Estoy impresionado por vuestro apoyo y os lo agradezco desde mi humildad. Vuestros mensajes, que han venido de todos los países del mundo, me han dado aún más fuerza para mantenerme firme en mi postura y lograr que todo se resuelva de forma positiva. Me siento muy querido por todos vosotros. Os quiero. Siempre rock. Bill Ward”.

En la citada red social se está hablando bastante claro, hay ya webs para pedir firmas que hagan ceder a los otros tres miembros del grupo y el quid de la cuestión es que la gente pagará por ver la reunión de los cuatro miembros originales y no de tres miembros más un suplente.

El boicot está ya planteado pero las entradas también están ya vendidas y el dinero ya está generando intereses. Personalmente me sumo a la propuesta de volver a ver a Ward tras la batería de Black Sabbath y de no ir a ver a la banda si es otro el batería.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *