25 julio 2010 Rock

corgannnn.jpg

Billy Corgan, líder y cantante de los Smashing Pumpkins, vivió el pasado día 21 uno de sus peores momentos sobre el escenario. El grupo estaba tocando en un concierto, celebrado en Tampa (Florida), y Corgan, mientras que sonaban los compases de Bullet (with butterfly wings), se desplomó sobre la batería y su amplificador. El público, estupefacto, no llegó a saber si era parte del show o no. Cuando llegaron los servicios médicos salieron de dudas.

Corgan se apresuró, al día siguiente, a aclarar el incidente en su Twitter, “Los que estaban hace unos días en Tampa y vieron cómo me desplomé sobre la batería y mi amplificador deben saber que no era parte del show. Simplemente era yo desmayándome y dándome un leñazo contra el suelo”.

“No recuerdo haberme caído sobre la tarima de la batería y sobre mis amplificadores. Sí os puedo decir que tengo una herida enorme y que me cuesta mucho moverme”. El pasado día 23 el grupo retomó su gira por lo que lo de Corgan no parece nada grave.

De momento el combo ha confirmado su presencia en el concierto benéfico dedicado a Mathew Leonne, bajista de Madina Lake, que sufrió daños cerebrales después de recibir una paliza en una pelea doméstica. Esperemos que tanto Leone como Corgan superen estos problemas.

El regreso de Smashing Pumpkins está siendo bastante exitoso y es más que probable que alarguen su gira a otros países. Corgan parece estar lleno de ideas para un posible nuevo disco y sólo el tiempo nos dirá qué ocurre con el futuro del grupo.

Vía | NME

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *