18 octubre 2012 Heavy Metal, Noticias

Black Sabbath han pasado página tanto del problema con Bill Ward como de la enfermedad de Tony Iommi que ha encontrado en la música la mejor forma de seguir adelante y de combatir el cáncer que padece. La banda sigue en Malibú, en los estudios Shangri La, grabando el disco bajo la producción de Rick Rubin.

Geezer Butler, bajista, ha querido comentar cómo va este proceso de grabación y ha confirmado la opinión que diera Ozzy hace unos meses. El cantante comentó que tenían quince canciones y el bajista afirma que se grabarán doce y se dejarán las otras tres para distintas ediciones del disco.

De entre los temas que están grabando sólo se nos ha adelantado el título de uno de ellos, “God is dead”. Del trabajo de Iommi y de recuperación se comenta que está bastante mejor y que ya grabó todas las partes de guitarra a primeros de año en Inglaterra.

Butler ha comentado que junto a Ozzy están escribiendo las letras y grabando el bajo de cinco canciones en estos momentos. Ozzy ya comentó que “2013 es un año en el que sabremos algo más de editar lo que nosotros denominamos un disco”.

Todo parece indicar que así será. Incluso podríamos vaticinar que la banda lo podría editar para la primavera. Es para esas fechas cuando se han confirmado, presuntamente, las primeras fechas de la gira en Australia por lo que todo parece indicar que así será o, al menos, así lo deseamos todos los fans del grupo que cambió el heavy metal.

Vía | Ultimate Classic Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *