5 junio 2011 Curiosidades, Noticias, Punk, Rock

Puede parecer curioso pero las discográficas también tienen unos planes de negocio que cumplir y no pueden estar a expensas de los grupos. Blink 182 se acaban de enterar de que la industria musical funciona mediante campañas de marketing y que no pueden estar más tiempo sin terminar su nuevo disco. Si para el 31 de julio no lo han terminado tendrán problemas.

El mes pasado la banda tuvo que retrasar su gira por el Reino Unido, prevista para este verano, precisamente por el mismo motivo. La banda, que no edita nada nuevo desde 2003, parece haberse tomado la grabación del disco con mucha paciencia y la discográfica no está dispuesta a perder más dinero.

El pasado 18 de abril el grupo emitió un comunicado en el que decían “No pensábamos el año pasado que tardaríamos tanto para grabar este disco pero todo se ha retrasado mucho más de lo que esperábamos. El disco saldrá a finales de año pero aún queda mucho por hacer”.

El batería Travis Barker no ha dudado en comentar que “Vamos a usar cada día hasta el 31 de julio para terminar este disco”. El cantante, Tom DeLonge, parece estar inspirado y ha escrito un montón de nuevas canciones para el disco, al parecer este material era mejor que el anterior y de ahí el problema.

“Hace una semana pensábamos que ya lo habíamos terminado pero llegaron nuevos temas, arreglamos otros y nos dimos cuenta de que la grabación de un disco no termina nunca. Siempre hay algo que hacer”. A ver qué hace la discográfica el 1 de agosto.

Vía | Kerrang!

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *