27 marzo 2012 Folk, Noticias, Rock

Bob Dylan está de enhorabuena porque en este 2012 se cumplen 50 años desde que editara aquel disco que llevaba su propio nombre. Como él mismo cantó con posterioridad, los tiempos están cambiando y en estas cinco décadas ha llovido mucho y el mundo no es el que era cuando él compuso esta obra maestra.

Fue a finales de marzo de 1962 cuando un joven chaval editó un trabajo en el que sólo se podía escuchar su poco melodiosa voz, su guitarra y su armónica. Ni los fans del folk más tradicional comulgaron con su propuesta que luego acabaría conquistando al mundo entero.

El intento del músico por ofrecer un disco completamente limpio, sin aditivos, con un sonido alejado de lo que se empezaba a cocer en los sesenta y siempre buscando ser original y directo, no fue bien recibido por casi nadie pero su insistencia logró que se terminara considerando una obra maestra.

Versiones de clásicos como “See That My Grave Is Kept Clean” o “House Of The Rising Sun” fueron los temas que él mismo solía tocar en sus conciertos y con los que quiso presentarse a nivel mundial. Otros temas como “Baby Let Me Follow You Down”, “In My Time Of Dyin” o ”Fixin To Die” se han convertido en clásicos del autor.

Al año siguiente se editó “Blowing in the wind”, a los tres años su primer disco de rock y a lo largo de todas estas décadas varias obras maestras más. Celebremos, volviendo a escuchar este primer disco, el nacimiento de una estrela.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *