9 abril 2015 Noticias, Pop, Rock

cabaña

La palabra discográfica se ha convertido en sinónima de máquina de hacer dinero. Los tiempos han cambiado mucho pero las grandes empresas siguen metiéndote en los tímpanos lo que quieren que escuches. El nacimiento de Cabaña nos ha llevado a tener cierta esperanza en el ser humano.

Este sello discográfico sin ánimo de lucro se ha creado con el único objetivo de poder editar en vinilo los trabajos de sus miembros. Raúl Bernal (Jean Paul), Daniel Díaz Estévez (Estévez), Luis Arronte, Chesco Ruiz y Fran Ocete (Brío Afín) llevan desde el pasado verano luchando por este sueño que ahora se ha hecho realidad.

Arronte será el primero, el próximo 27 de abril, en ver su La Tiranía del débil publicado. Desde Cabaña nos comentan que “Se podrá adquirir una copia de esta edición limitada a través de una aportación económica, y los ingresos que estas aportaciones generen se reinvertirán en la edición del próximo disco de uno de los grupos o artistas que formen el sello. De esta forma, se regenera la financiación para poder editar trabajos de forma continuada”.

Cabaña nace con la intención “de recuperar su autoridad en la obra artística, dado que cualquiera de los miembros de la asociación, presentes y futuros, tendrá la última palabra sobre sus canciones y gozará de una libertad creativa plena, una vez que estén dentro del colectivo”.

Poco más os podemos comentar a este respecto. Simplemente desearles toda la suerte posible en esta industria. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Discos Cabaña

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *