26 junio 2010 Conciertos, Flamenco, Noticias

El Cigala

Diego El Cigala, para algunos uno de los mejores cantaores de la actualidad, para otros una persona con buen gusto en lo referente a otro estilos musicales que ha sabido mezclarlos magníficamente con el flamenco rodeándose de gente con mucho más arte que él, y para un tercer grupo un aprovechado sin demasiados registros en esto del cante jondo, vuelve a ser noticia por uno de esos episodios escandalosos que periódicamente protagoniza.

Así, después de que hace no demasiado tiempo fuera expulsado de un vuelo tras amenazar a una azafata, en esta ocasión al bueno de Diego no le gustó la actitud del público asistente a un concierto de la gira Dos Lágrimas que ofreció en Santo Domingo. Así, tras ver que la gente no paraba de comer, beber, besarse o reír, a la hora de concierto El Cigala dijo basta y, ni corto ni perezoso, se levantó de su silla y se fue, al igual que sus músicos.

Como es natural, la idea de El Cigala, también conocido por formar jaleos y juergas que se entremezclan con las actuaciones de sus compañeros en los festivales, algo que no les sienta a todos igual de bien, responde perfectamente a su alto concepto de sí mismo. Como apuntó a un diario de Santo Domingo, ‘necesito que el público esté en mi, porque vengo a darle un show que siempre es diferente’, lo cual, visto lo visto, es completamente cierto.

La actuación debía haber durado alrededor de tres horas, que finalmente se transformaron en una, con el consiguiente enfado de los asistentes, algunos de los cuales desembolsaron más de 100 euros por el recital. No obstante, quedó claro que, como dijo El Cigala, ‘no estaban en Diego’, por lo que parece evidente que tienen bien merecido el castigo. Lo mismo que el cantaor, al que muchos de los presentes recomendaron ‘que no vuelva’.

Vía | El Mundo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *