15 marzo 2012 Críticas, Lanzamientos, Pop

Paloma San Basilio ha estrenado su nuevo disco titulado Amolap (no hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que es su nombre del revés). El disco está producida por su hija, Shalee, que es la compositora de los cuatro temas nuevos que incorpora el disco. El resto del disco es una “actualización” de sus grandes éxitos.

Siento no poder ser objetivo, pero este disco me parece una auténtica equivocación. A modo personal me crié escuchando a esta artista en el coche en los viajes familiares y me duele un poco tener que escuchar las nuevas canciones.

Desde mi punto de vista veo innecesario tener que sacar un disco “actualizando” canciones. Hay canciones que funcionan y da igual si tienen veinte o treinta años, lo importante es que sea una buena canción no que incorpore un sintetizador que está muy de moda ahora. Los Beatles siguen funcionando sin añadirles efectos del año dos mil doce.

Lo importante de un artista, desde mi punto de vista, es saber cuándo retirarse. Llegar es algo que en la mayoría de los casos ocurre de forma ocasional, mantenerse es complicado, pero una vez que has dado lo mejor de ti es absurdo seguir intentando sacar productos cada vez peores porque acabas teniendo el riesgo de en lugar de ser recordado como un gran artista pasar a ser recordado como el artista que se fue consumiendo.

Igual me estoy pasando de duro en mi crítica personal y resulta que el disco se convierte en un número uno de ventas, pero sinceramente dudo que a los adorables cincuentones actuales (quienes fueron público de Paloma) les guste la canción que a continuación les dejo. Y a mí, a mis veinti tantos, tampoco me gusta nada, pero nada, nada, nada, nada, nada.

Con todos mis respetos, artista, creo que se ha equivocado. Gracias por haber puesto la banda sonora a muchos momentos tiernos de mi infancia.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • antonio belmonte

    Respeto y entiendo que a todo el mundo no le guste los cambios y que pesen ciertas nostalgias y recuerdos en canciones que hemos escuchado en nuestra juventud atesorandola como inamovibles. A mi particular, respeto que hay canciones que son maravillosas tal cual, pero que también dándoles nuevos giros resultan que tienen nuevas lecturas y sugerencias, por eso aplaudo la iniciativa de Paloma en ser complice con su hija en fundir experiencias creativas y es de admirar que ella siga reinventadosu creatividad ,interesandole nuevos sonidos, aparte de ser artista es una mujer que le interesa todo en la cultura y eso es lo que no la deja en ese inmovilismo de diva pasada, Ella es contemporanea y vigente, aparte ya ha desmostrado lo que vale, asi que hay que dejarla volar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *