Crítica de ‘Bajo la corteza’, homenaje a Leño (I)

Crítica de ‘Bajo la corteza’, homenaje a Leño (I)

Escrito por: Curro Arenillas    11 abril 2010     Comentario     3 minutos

No hace mucho veía la luz Bajo la corteza, disco homenaje a Leño, banda sin la que, aunque suene tópico, el rock en este país no sería lo mismo, venerada hasta el extremo y desaparecida para dar una lección de honestidad brutal como diría Calamaro. Después de unos años de trabajo, Bajo la corteza trata […]

No hace mucho veía la luz Bajo la corteza, disco homenaje a Leño, banda sin la que, aunque suene tópico, el rock en este país no sería lo mismo, venerada hasta el extremo y desaparecida para dar una lección de honestidad brutal como diría Calamaro.

Después de unos años de trabajo, Bajo la corteza trata de recoger la esencia de la mítica formación, y en buena parte lo consigue. Gracias, no cabe duda, a la supervisión de sus tres miembros: Rosendo, Ramiro y Toni, que como hicieran Los Secretos con su correspondiente homenaje, se han encargado de seleccionar a los grupos y de editar el trabajo, del que ha pasado ampliamente la industria discográfica, seguro que para bien.

Por ello, en este disco, que cuenta con 26 temas, no se pueden encontrar las típicas versiones hechas por compromiso (evidentemente comercial) y por grupos que nada tienen que ver, en ninguno de los sentidos, con los homenajeados. Esto, naturalmente, no quiere decir que todas las canciones del disco sean buenas, ni mucho menos, pero sí auténticas y elaboradas por grupos que compartieron experiencias con los Leño o bien son sus fervientes seguidores. La primera circunstancia se da en el caso de Luz Casal, compañera de fatigas de la banda y presente en la histórica gira que ambos hicieran junto a Miguel Ríos, El rock de una noche de verano.

La gallega, gran conocedora del repertorio de Leño, es la encargada de abrir el disco con una emotiva versión de Entre las cejas en la que destaca la guitarra acústica de Tino di Geraldo, uno de los músicos más polivalentes del panorama nacional, que va ganando en intensidad hasta el final y que pareciera creada por la propia Luz, que la lleva perfectamente a su terreno.

Tras este corte, Barricada ofrecen una revisión de Aprendiendo a escuchar muy en la línea de la ortodoxia leñera, fieles a su estilo afilado, mientras que La voz de los nadie dan un punto más melódico a Lo que acabas de elegir, otra de las canciones de Leño que trata de lugares comunes para todos aquellos que han hecho del rock su forma de vida. Mientras, la siguiente canción en aparecer es Que tire la toalla, a cargo de los Mojinos Escozíos, que resulta ser, a mi juicio, la más original del doble disco.

Si bien no hay mucha variación en lo que es la base del tema, que los Mojinos (que suenan como quieren, que nadie lo olvide) adaptan a sus esquemas dándole más frescura, resulta gracioso escuchar, intercalada en él, la grabación del tiránico dueño del Betis, Ruiz de Lopera, en la que dice aquello de ‘estábamos en la UVI’ y de la que toda España sigue riéndose años después.

Más información | Bajo la corteza

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.