Crónica de John Mayall en La Riviera (Madrid)

Escrito por: Rebeca    25 junio 2011     Sin comentarios     3 minutos

La leyenda viva del blues británico John Mayall visitaba Madrid dentro de la extensa gira que hará por nuestro país. La cita fue el 18 de Junio en la sala La Riviera, con una increíble puntualidad salió el señor Mayall con su armónica y teclado, sólo ante el peligro, dispuesto a brindarnos una noche de […]

La leyenda viva del blues británico John Mayall visitaba Madrid dentro de la extensa gira que hará por nuestro país. La cita fue el 18 de Junio en la sala La Riviera, con una increíble puntualidad salió el señor Mayall con su armónica y teclado, sólo ante el peligro, dispuesto a brindarnos una noche de sabiduría musical.

El primer tema lo interpretó Mayall en solitario, para que acto seguido saliera el resto de la banda y ofrecernos “All your love”, el que fuera denominado “padre del blues blanco” a sus 77 años no se le puede considerar viejo ya que encima del escenario tenemos Mayall para rato. Interpretó temas de su trabajo más reciente para intercalarlo con otros míticos de su dilatada carrera mostrando que el feeling del rhythm’n’blues continúa brotando de su garganta y su armónica arropado por unos excelentes músicos que para esta ocasión contaba con el guitarrista de Texas Rocky Athas, Greg Rzab al bajo y el enorme Jay Davenport a la bateria.

Cada tema hacía las delicias de los asistentes que aplaudian cariñosamente al finalizar los temas. Un público maduro llenó la pista de la sala que no quiso perderse a este maestro del blues, buena entrada registró La Riviera. El cantante y compositor británico estuvo cómodo encima del escenario, al igual que el resto de músicos que agradecían en todo momento al cordial público madrileño. Los tres músicos siempre atentos a cualquier seña del abuelo Mayall para saber el momento de finalizar los temas o cambiar de ritmo.

El veterano señor del pelo blanco hizo un concierto en el que supo seguir una trayectoria continuada y escoger, difícil lo tiene que tener por su extenso repertorio, una serie de canciones que muestre su maestría y sentimiento que llegue a congeniar con el público. En cierto tema Mayall tuvo que echar mano al libro de canciones, ya que los que nos encontrábamos en las primeras filas pudimos apreciar como desviaba la mirada para leer la letra. No pasa nada abuelo.

Buenos solos de guitarra se marcó el Sr. Athas que fueron reconocidos y obacionados por todo el respetable. No faltaron “Howlin´Moon”, “Emergency Boogie”, “Room to move” en la cual cada miembro demostró sus habilidades con los instrumentos e incluso hubo tiempo para la conversación entre los instrumentos. Impresionante sólo de bajo arrancó una nube de aplausos que con diferencia al resto fue el más sonoro. No por ello desmerecer a sus compañeros que considero que son tres espléndidos músicos dignos de acompañar a uno de los máximos exponentes del blues, me atrevería a decir, a lo largo de la historia.

En definitiva un gran concierto que se nos pasó rápidamente, algo más de hora y media de boogie, blues, rock crearon un espectáculo totalmente compacto. El padre del blues blanco por lo que disfruta encima de un escenario no creo que piense en jubilarse y por lo que demostró aún le quedan fuerzas para seguir muchos años al máximo nivel.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.