5 diciembre 2012 Curiosidades, Rock

El Rock n’roll Hall of Fame sigue estando en entredicho. Si en esto del rock sigue habiendo bandas como Kiss que no están en ese especie de Olimpo del rock es que algo va mal. Lo peor es que antes se pensaba que todo era culpa de Terry Stewart, actual director, pero Greg Harris, director desde enero de 2013, ya anuncia que todo seguirá siendo igual.

Si bien el próximo año se hace justicia con bandas como Rush o Deep Purple, que bandas como el citado cuarteto neoyorquino o Judas Priest no estén en el Hall of Fame parece demasiado sintomático. Algo ocurre en la institución y Harris intenta, sin conseguirlo, arrojar alguna luz sobre el tema.

En declaraciones al L.A. Times Harris reconoce que “todo el mundo tiene artistas o grupos que han sido importantes para ellos en cierto momento de su vida, incluso yo, pero eso no significa que todos puedan estar en el Hall of Fame”.

“Hay muchos grupos que han vendido millones de discos pero eso no significa que hayan sido importantes para alguien o que hayan cambiado algo en la sociedad. Tienes que ser una banda influyente e impactante desde el punto de vista artístico”.

“Cuando ganas 300 partidos de baseball te meten en el Baseball Hall of Fame pero esto es arte. Estamos hablando de algo subjetivo, de algo que no se puede medir objetivamente por eso ocurre todo esto”. Respetamos su derecho a decir lo que quiera pero no lo que dice.

Si Kiss o Judas Priest, por poner dos ejemplos, no han sido influyentes, impactantes o han cambiado algo la música no entendemos como otros de los candidatos de 2013 sí lo han logrado. Cuestión de gustos pero no siempre se puede llevar razón cuando millones de personas piensan lo contrario.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *