9 septiembre 2012 Hard Rock, Noticias

Eddie Van Halen sigue pensando que la medicina alternativa le curó el cáncer que padecía. Tras este suceso optó por una dieta que ha estado a punto de costarle la vida. Su reciente operación ha hecho saltar las alarmas y todo parece indicar que el músico ya sabe por qué ha llegado a ese extremo.

La dieta Master Cleanse se basa en alimentarse durante diez días de una limonada hecha con zumo de limón, sirope de arce y cayena. El abuso de esta bebida provoca serios daños en el organismo. Tanto es así que los cirujanos que operaron a Eddie han llegado a decir que estuvieron a punto de ver cómo explotaban los intestinos del guitarra.

Un facultativo ha optado por comentar sobre el caso que “si tomas mucha grasa afecta al colon, si además luego cambias drásticamente de dieta y tienes diverticulitis estás provocando que los intestinos trabajen más de la cuenta y que puedan resentirse”.

Seis meses tiene Eddie por delante tras su operación para recuperarse totalmente y volver a los escenarios. Esperemos que esto le haya servido para dejarse de dietas milagro y opte por acudir a un profesional que le aconseje cómo bajar de peso.

Mientras tanto se vuelve a parar la maquinaria de la banda que, de hecho, ya estaba parada tras una serie de problemas que provocaron la parada en seco de la gira que estaban realizando. Ojalá todo vuelva a su cauce y podamos ver, de una vez por todas, al grupo en España.

Vía | Ultimate Classic Rock

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Van Halen vuelven a los escenarios en junio de 2013 15 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *