24 septiembre 2012 Flamenco, Lanzamientos

Si Enrique Morente fue uno de los “culpables” de que el flamenco se mezclara con otras músicas para sobrevivir, su hija Estrella ha seguido una senda musical más ortodoxa pero no por ello de menos calidad. El 2 de octubre edita su nuevo disco y la verdad es que estamos ante uno de los mejores lanzamientos de flamenco de este otoño.

Su discográfica nos anuncia que “Son 15 temas, más de una hora de música, en los que la voz de Estrella aparece serena, innovadora como siempre, contemporánea y enraizada al tiempo, capaz de pasar con la mayor naturalidad de una obra trabajada con Michael Nyman o Pat Metheny a unas sevillanas antiguas, a una habanera de Carlos Cano, a un acercamiento sofisticado a ritmos caribeños o a unas seguirillas desgarradas con la guitarra de Paco de Lucía”.

Cuando Enrique Morente falleció, sólo faltaba grabar algunas voces definitivas. Otras ya estaban grabadas, como es el caso de Adagio. Mientras Estrella estaba de gira, su padre se metía en el estudio para facilitar el camino. Grababa las voces de referencia, palmas, teclados… A su regreso, Estrella cantaba muchas veces encima de la voz de Enrique. “En este disco soy más yo que nunca porque es la vez que más he delegado en mi padre” afirma Estrella, que se confiesa en un momento “emocionalmente muy débil”.

“Este disco ha sido una metamorfosis pero al revés; es decir no de gusano a mariposa sino al contrario”, continúa Estrella. “Empecé pregonando al aire y con los brazos abiertos y acabé cantando por seguirillas encogida como una algarroba”. Para poder continuar, grabar las voces definitivas y acabar la obra, llamó a Isidro Muñoz. “Hay que respetar mucho lo que ha hecho Isidro porque ha sido muy difícil”, continúa Estrella. “Ha llevado el barco a puerto. Tenía un tesoro a bordo pero estaba perdido en el mar”. A la venta el 2 de octubre.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *