16 marzo 2010 Lanzamientos, Pop

Lori Meyers

Los seguidores de esta banda granadina (entre los que me incluyo) pueden escuchar en su página oficial un adelanto del nuevo álbum, que ya tiene nombre definitivo: Cuando el destino nos alcance. Un servidor empezó a tocar la guitarra gracias a ellos. Al día siguiente de haberlos visto en concierto cerrando un festival mallorquín que contaba con nombres cumbres del panorama independiente español, que me temo solo duró dos ediciones y de cuyo nombre no logro acordarme, compré una guitarra económica Stagg, tipo Les Paul. Pese a su construcción precaria era robusta y estaba bien quintada.


Ese concierto de los Lori Meyers, créanme, fue de los mas increíbles a los que nunca he podido asistir. Y no es para menos, dirán: Sus dos primeros trabajos, Viaje de estudios y Hostal Pimodan deben incluirse sin duda en el catálogo de mejores discos de la historia del pop español. Si me apuráis, dejad solo Hostal Pimodan, de acuerdo. En esa época lo presentaban. Hay un dato curioso con él, y es que fue publicado por dos compañías discográficas a la vez, al romper la banda la relación con Houston Party y fichar por Mushroom Pillow. Cambiaron incluso el diseño de las portadas, para deleite de coleccionistas. Diario Pop, que dirigía el magnífico locutor Jesús Ordovás en Radio 3, terminaba la emisión del programa con el último corte del CD, la eléctrica La pequeña muerte.

Y es que Hostal Pimodan, a mi entender, es más que un conjunto de canciones. Es la historia de un prostíbulo francés elegante y acogedor. Cuando se anunció la salida del tercer LP (Cronolánea) estallé de júbilo. Y además, su primer adelanto, Luciérnagas y mariposas, me convenció que Lori Meyers podían superarse. No obstante, el resultado final me dejó una sensación agridulce. Por un lado había canciones buenísimas, pero por otro se notaba un cambio de tendencia que a mi no me acababa de cuajar (seguro que a ellos sí, obviamente). ¿Para qué cambiar algo que funciona tan bien?

De todas maneras, ese tercer trabajo ha sido reconocido por prensa y público, por lo que tan mal no tiene que estar. Ahora han viajado hasta Los Ángeles para grabar el cuarto Cuando el destino nos alcance. El single La realidad no tiene mucho que ver con el rollo guitarrero y clásico que adoro de ellos. Producido por Sebastian Krys (entre otros ha producido a David Bisbal), me pregunto si será necesario viajar tan lejos para conseguir este sonido. Me recuerda un poco a Dorian, y eso no es bueno, bailable pero adormecido. No se puede definir algo tan abstracto. Escúchenlo, esperamos al álbum y ya hablamos.

Sitio oficial | Lori meyers

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *