5 julio 2014 Noticias, Rock

Lemmy-Kilmister-of-Motorhead

Que conste que esta noticia la damos por el bien de los fans del rock y el metal pero siempre alejándonos del amarillismo que muchos medios, los mismos que piden dinero por enlazar a sus webs, han usado al respecto. Ellos ven “heavy metal” y hay que publicar cualquier artículo repugnante al respecto. Nosotros lo hacemos por vuestra salud. Entramos en materia.

Un fan de Motörhead fue a un concierto del grupo. A las pocas semanas se percató de que un intenso dolor de cabeza no se iba del todo y decide ir al médico. Se le hace una prueba y se le detecta un coágulo en el cerebro. Este tipo de lesiones se suelen presentar tras un traumatismo. Como no era el caso, los médicos le preguntan sobre su actividad en las últimas semanas. El paciente reconoce haber ido a un concierto de Motörhead y la Hannover Medical School abre una investigación al respecto.

La citada institución logró, en una cirugía, quitar el coágulo pero advierte que “los fans del rock y el metal suelen hacer “headbanging” (mover la cabeza adelante y atrás) y esto les puede provocar lesiones en el cuello e incluso roturas de las venas del cerebro provocando pequeñas hemorragias en el espacio subdural“.

El consejo está claro. Si vais a un concierto intentad tomaros la fiesta con toda la calma necesaria para evitar este tipo de problemas. La música se puede disfrutar de muchas formas. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Classic Rock Mag

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *