28 noviembre 2010 Curiosidades, Noticias, Rock

jim morrison

Noche del 1 de Marzo de 1969, The Doors se subían al escenario del Miami’s Dinner Key Auditórium para dar un recital más. Ya convertidos en uno de los grupos con más tirón en los Estados Unidos, Jim Morrison se plantaba delante del público que llenaba el recinto, borracho y posiblemente bajo el efecto de alguna otra sustancia de las que era consumidor bastante habitual.

Sus tres compañeros inician el concierto con los primeros acordes pero Morrison prefiere comenzar un discurso dirigido al respetable congregado, divagando sobre el camino que está tomando la juventud de la época, convertida en una masa alienada y controlada. La cosa fue degenerando hasta que el cantante recriminó que eran todos unos ‘gilipollas’ y acabó supuestamente bajándose la bragueta y mostrando de forma airosa su pene a la concurrencia.

Todo acabó con la detención por parte de las autoridades del cantante y una acusación de conducta lasciva y libinidosa, unos cargos bastante graves en ese momento en el Estado norteamericano de Florida. En 1970 fue juzgado y hallado culpable. Sentenciado a una multa de 500 dólares y seis meses de trabajos sociales sus abogados apelaron la condena y la nueva vista jamás pudo celebrarse debido a que el líder de The Doors ya había sido hallado muerto en la bañera de su casa de París el 3 de Julio de 1971.

Pues bien, más de 40 años después de lo sucedido, el actual gobernador de Florida, Charlie Crist, ha anunciado que presentará el caso de la estrella del rock a la junta de indultos como candidato para ser perdonado por las dos condenas que recayeron sobre él. En una América cada vez más conservadora no deja de ser curioso que sea un político quién ahora diga que el legado de Jim Morrison es demasiado grande como para que se vea ensuciado por estas condenas y que ni si quiera están seguros de lo que sucedió por lo que probablemente se cometiera en su momento una gran injusticia con uno de los personajes más grandes que ha dado la historia de la música.

Vía | El País

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *