19 julio 2012 Hard Rock, Noticias

Freddie Mercury siempre se caracterizó por hacer lo que le apetecía. Lo que sabíamos, hasta ahora, es que la mención de la muerte en las letras de sus canciones obedecían a un mensaje oculto. Leslie Ann-Jones, amiga personal del cantante, ha comentado, según Ultimate Classic Rock, que en su libro Mercury: An Intimate Biography of Freddie Mercury desvela grandes secretos.

La persona con una sexualidad difícil, el tímido que era capaz de manejar a miles de personas con su voz, también tenía una parte oculta. “Tras bajarse del escenario volvía a ser una persona de lo más humilde. Parecía que incluso empequeñecía ante los elementos. Tenía esa facilidad de ser un tío normal y un minuto antes ser un coloso sobre el escenario”.

“Creo que en canciones como “Killer queen” o “Don´t try suicide” siempre intentó matar al viejo Freddie y darle más valor al nuevo Freddie. Siempre he pensado así. Freddie luchó por lograr su mayor éxito, “Bohemian Rhapsody”, porque las emisoras de radio pincharan la canción completa y por conseguir su objetivo, triunfar”.

“Si Freddie estuviera vivo seguro que Queen seguirían editando discos. Lo que sí que está claro es que no habría giras. Freddie las odiaba y seguro que no haría ninguna. De hecho, él grababa incluso cuando le quedaban días de vida, no podía ni levantarse ni estar de pie. Quería dejar toda la música grabada posible para el futuro”. Su leyenda sigue intacta. Sigue sin haber salido, tras dos décadas desde su muerte, un cantante que le llegue ni a los talones. Larga vida a Freddie.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *