11 julio 2016 Hard Rock, Noticias

gunsnrosesdetroit2016_638

Guns n´Roses volvían al ruedo del rock con su gira “Not in a lifetime” y todo el mundo comenzaba a comentar cuánto iban a cobrar por concierto y cuántas entradas iban a vender. Tras los primeros conciertos todo parece indicar que lo que se presumía como un negocio redondo no lo es tanto.

Con un precio medio de ciento treinta dólares por entrada, la banda obtuvo su primer “No hay localidades” en su concierto de regreso en Detroit actuando ante cuarenta y un mil personas. En Kansas “solo” asistieron veintisiete mil. Su primer concierto en Chicago logró no dejar entradas en taquilla pero el segundo mostró un aspecto desolador de la parte superior del Soldier Field.

Live Nation ha comentado a este respecto que “la gira está siendo un éxito sin precedentes. No solo es el mejor tour de rock del verano sino que será uno de los mejores de 2016 y una de las reuniones más exitosas de la historia. En seis conciertos han vendido más de cien millones de dólares en entradas. Se espera que vendamos más de un millón de entradas, felicitamos a la banda por un logro tan importante”.

Este comentario supone que la promotora solo espera vender el noventa por ciento de las entradas que están a la venta. Es más, ya se está indicando que la culpa de que no se hayan vendido tantas entradas es que la banda ha escogido ciudades pequeñas en las que quería tocar y no ciudades grandes en las que el “no hay billetes” estaría garantizado.

La aparición de Steven Adler en un concierto reciente del grupo viene a reforzar la idea de que los Gunners están intentando ofrecer la formación original al público en un intento de remontar el vuelo en lo que a venta de entradas se refiere. Sed vosotros los que comentéis esta noticia.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *