31 marzo 2012 Críticas, Curiosidades, Flamenco, Otros

Nombrar a Carlos Chaouen es rememorar canción de autor con raíces andaluzas. Si buscamos en su discografía encontraremos sus primeras andanzas por 1997, donde formaba parte de recopilatorios de cantautores de la nueva generación donde se medía con gente de la talla de Quique González.

Carlos Chaouen además de sus discos propios ha colaborado con discos con finalidad puramente social: la paz, la lucha contra el terrorismo, Palestina, el hambre, etc. es por tanto uno de esos músicos implicados en buscar un futuro mejor. Además de esto ha compuesto canciones para Ana Torroja, Diego el Cigala o Sergio Dalma.

En cuanto a su discografía propia lanzó su primer álbum intitulado con su nombre propio en 1998 y, desde entonces, se han ido sucediendo hasta el pasado año 2011 cuando publicó Respirar.

Desde mi punto de vista en el último disco Carlos Chaouen y los suyos erraron profundamente pues considero que la esencia y lo brillante de su música se alcanzó en el año 2005 con su álbum Totem y se culminaría en 2008 con, para mí, su gran obra titulada Horizonte de sucesos. Tras esto publicaría Universo Totémico, que es una especie de recopilatorio de sus canciones en directo y, finalmente, el anterior año su último álbum disponible en el mercado.

Os dejo su tema Semilla en la tierra de su álbum Totem, antes de proseguir hablando de él.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Hablando de Carlos Chaouen (2/2) 31 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *