11 julio 2011 Hard Rock, Noticias

El frontman de In Flames, Andres Fridén, no ha tenido el más mínimo problema en reconocer, en una entrevista concedida a Loud, que no le importan las críticas por parte de sus fans al nuevo disco del grupo.

Pusieron un video en youtube de la canción del 97 “Episode 666” y lo etiquetaron como el nuevo single de la banda “Deliver us”. Todos los fans empezaron a decir que el nuevo single era una mierda y que no sabíamos tocar cuando la canción tiene 14 años de antigüedad”.

“Lo más curioso es que esos fans intentan convencernos de que conocen nuestra discografía y que por eso son capaces de decirnos que antes éramos mejores. En ningún comentario han reconocido que la canción es de otro disco. Eso lo aclara todo”.

“Mucha gente parece pedir que toquemos más material de nuestros primeros discos, algo más oscuro y heavy en nuestros conciertos y en nuestros discos. A cada cual le gusta lo que le gusta pero tampoco es que hayamos hecho un disco de country”.

El título del disco nos vino por un programa de televisión. Versaba sobre aquellos lugares del mundo a los que no había llegado nunca el hombre. En el mundo civilizado nuestra idea es llegar a un sitio y esquilmarlo para hacer lo mismo en el siguiente”.

“Reconozco que no soy nadie para decir cómo tienen que ser las cosas pero este trabajo, Sounds of a Playground Fading, quizás haya tocado la fibra sensible de muchas personas o al menos así lo espero y deseo”.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *