17 septiembre 2016 Heavy Metal, Noticias

ironmaiden-thebeast

Iron Maiden acababan de cambiar de cantante para escoger a Bruce Dickinson. Judas Priest ya habían editado British Steel y los Maiden tenían que dar el pelotazo para comenzar a escribir su nombre con letras de oro en el libro de la historia del metal. The Number of the Beast les puso en órbita. Su histórica portada tiene una historia detrás que te contamos a continuación.

Fue en marzo del 82 cuando las huestes de Steve Harris comenzaron una sana relación con el gran Derek Riggs, diseñador de las portadas de la banda durante un tiempo. El antedicho comenta que “había hecho algunas portadas para artistas de jazz y algo de rock pero sin demasiada repercusión”. Es curioso que ya había usado a Eddie como base para una serie de cuadros. El origen de esta mascota proviene de una imagen que vio en un documental en la que colgaba la cabeza de un hombre de un tanque que había sido quemado.

“Eddie representaba la idea de que la juventud de hoy en día estaba perdida en la sociedad del momento. Empezó tal cual pero poco a poco lo fui haciendo más terrorífico. Nunca conocí al grupo demasiado bien. Me los encontré un par de veces hasta que les hice el trabajo para el antedicho disco. En la mayoría de las ocasiones el concepto artístico del resto de portadas que les hice lo desarrollábamos entre Ron Smalwood, su manager, y yo. Yo volvía con una buena portada a la que había que darle algunos retoques y ya teníamos portada”.

De la portada del mencionado disco comenta que “no me dieron mucho tiempo para hacerla, lo pinté con prisas y puedo asegurar que no está terminada. Pasé más tiempo para hacer la de Killers y la diferencia se nota. De hecho, la idea para The number… proviene de un tebeo que había leído en los setenta, simplemente lo adapté”.

“No quería crear una atmósfera o un sentimiento sino terminar el encargo porque no tenía demasiado tiempo. Pinté todo lo que quería que apareciera en la portada, le di algo de luz y ya está. El diablo representa al diablo. Tampoco tuve la menor idea de si al grupo le gustó o no. Se lo tendrás que preguntar a ellos. Al manager sí le gustó. Cuando Maiden editaron una serie de portadas firmadas, en edición limitada, escogieron esa portada”. Sed vosotros los que opinéis al respecto de lo que declara el gran Derek Riggs.

Vía | Team Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *