13 diciembre 2015 Heavy Metal, Noticias

james_hetfield

El bueno de James Hetfield, frontman de Metallica, está repasando en este final de año los distintos fiascos de la banda a lo largo de estos últimos años. Primero habló de la película Through the never y ahora hace lo propio al glosar la ruina que supuso el festival Orion music. Os contamos los detalles.

La segunda edición del festival se celebró en Belle Isle, Detroit, y supuso la asistencia de cuarenta mil personas en dos días para ver a la banda de Hetfield, RHCP, Deftones, Rise Against y similares. La primera edición se celebró en 2012 en Atlantic City en lo que la prensa calificó como “una transición suave hacia un exitoso segundo año del festival”.

Pues bien, el propio James indica al respecto que “estoy contento de que lo hiciéramos, fue divertido. Sacamos a muchas banda para que tocasen delante de mucha gente, principalmente nuestros fans, y esa era la idea. Si hubiera sido un gran éxito seguiríamos haciéndolo pero perdimos millones de dólares en cada edición. No podemos hacerlo. Se llega a un punto en el que entran en juego los negocios, ¿por qué vas a seguir haciendo algo que te hace daño y que puede evitar que sigas avanzando?”.

“Fue divertido, tuvimos un subidón haciéndolo, le dimos trabajo a mucha gente y ayudamos a las ciudades que albergaron el festival. Sacamos muchas ideas positivas pero no podemos hacerlo de nuevo”. Tras ser preguntado sobre el motivo de este fiasco Hetfield quiso comentar lo siguiente.

“Creo que fue un cartel demasiado arriesgado, demasiado amplio de miras. Si hubiera sido un festival de heavy metal o de metal extremo quizás habría funcionado. Nosotros buscábamos bandas con energía y no nos importaba el género que tocaran. Quizás tendríamos que habernos centrado algo más y escoger a las del mismo palo”.

“¿Cómo consiguen los festivales ser grandes y exitosos? No lo sé. Si algo se vende como un festival para hippies ¿Van los hippies? Si se cataloga como un festival de death metal, ¿van los fans del death metal? Quizás fue culpa nuestra. La gente pudo pensar que al ser nuestro festival no iban a venir. No tengo ni idea. ¿Si abrimos una tienda de hamburguesas de Metallica va a venir la gente o no va a venir porque nos odia?”.

Hetfield también tiene claro que la gente no se iba a gastar su dinero en ver ese cartel. “¿Por qué si es un festival de Metallica tenían que ver a RHCP? Ese punto de vista es equivocado. Es algo tribal y que conste que me gusta esa sensación pero creo que hay que tener una filosofía de pensar que lo diferente es bueno pero siempre y cuando esa diferencia conviva con nosotros. Todo el mundo es distinto y todos somos iguales al final del día. Quizás sea tan simple como esto, nadie quiere tragarse a diez grupos antes de la banda que verdaderamente le gusta”.

“Y viceversa. Los fans del resto de grupos no quisieron venir para no juntarse con nuestros fans para evitar que los piojos de los peludos les salpicasen o incluso para no compartir el baño con cualquier metalhead. ¿Quizás eso fue lo que pasó? No lo sé”. Queda bien clara su postura. Esperamos vuestros comentarios.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *