24 agosto 2010 Curiosidades, Entrevistas, Jazz

jamie.jpg

Jamie Cullum, una de las estrellas más rutilantes del nuevo jazz, ha comentado que echa mucho de menos estar en su casa ya que las giras le cansan. Su mujer Sophie Dahl parece echarle de menos y el artista no se encuentra a gusto en prácticamente ningún lugar del mundo por su apretada agenda de conciertos. Algunos se quejan por aburrimiento.

Mi problema es que no tengo tiempo. Me gustaría decir: me quedo aquí una semana para disfrutar de esto pero es imposible”. Mientras otros músicos casi sobreviven éste se queja aunque también habría que comprender que llegue a cansar estar siempre dando vueltas por el mundo.

Soy un vago. Me encanta estar sentado en el sofá de mi casa sin hacer nada en todo el día. A mi mujer Sophie le gusta mucho también, además ella es una buena cocinera por lo que me resulta más fácil comer bien y estar a gusto en mi casa”.

Nos casamos en enero tras 3 años de ser novios. Lo más curioso de todo es que no nos vemos en la tele cuando salimos. Por ejemplo, ella escucha mi programa de radio sólo cuando estoy de gira y yo nunca veo sus programas. No se trata de que digamos: No enciendas la tele que estoy yo pero sí es más un deseo de estar alejado de ese mundo”. Curiosas declaraciones.

Vía | Music News

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *