25 abril 2013 Conciertos, Crónicas, Rock

johnny-winter

Ir a ver a Johnny Winter siempre es un encuentro con las raíces del rock. Estamos hablando de un músico que lleva en esto la friolera desde 1968 y que a pesar de haber sufrido muchos problemas físicos a lo largo de su vida, de hecho toca sentado durante buena parte del concierto, sigue siendo, abrigado por una gran banda, uno de los mejores guitarristas vivos de la historia.

La impresionante sala Barts, un sitio perfecto para ver cualquier tipo de concierto/evento, sirvió de joyero para contemplar cómo la banda (Paul Nelson a la guitarra , Scott Spray al bajo y el genial Tommy Curiale a la batería) se marcaba una intro musical para la historia. Un presentador bastante curioso nos anunció que Johnny estaba allí y tras terminar la intro atacó con “Johnny B Goode”.

Tras este tema de Chuck Berry y arreglar sus problemas de mucosidad Winter reventó la sala con “Good morning little schoolgirl”. De ahí pasó a repasar la historia del blues y del rock con versiones de todo tipo.

Recordando que el propio Keith Richards indicó que su versión de “Jumpin Jack Flash” “es mejor que la mía” Winter no dudó en demostrar su virtuosismo con la guitarra y su buen nivel de voz. Como hemos dicho, la banda que le acompaña es importantísima pero Johnny sigue manteniendo no la vitalidad de los setenta pero sí la esencia del rock que siempre tuvo en sus dedos este albino eterno. Enorme concierto el de Johnny.

Set list:

01. Intro / Hideaway
02. Johnny B. Goode
03. Good Morning Little Schoolgirl
04. Got My Mojo Working
05. Blackjack
06. Killing Floor
07. Bony Moronie
08. Jumpin’ Jack Flash
09. Lone Wolf van I’m a Bluesman (2004)
10. Don’t Take Advantage of Me / Gimme Shelter
11. It’s All Over Now
Bis:
12. Dust My Broom
13. Highway 61 Revisited

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Johnny Winter fallece a los setenta años de edad 17 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *