22 octubre 2014 Heavy Metal, Noticias

Kerry-King

Kerry King ya sabe cómo sonará lo nuevo de Slayer. A pesar de las críticas de Dave Lombardo, exbatería del grupo que ya ha comentado que será “más de lo mismo”, King tiene claro que el disco será muy cañero y que no se echará en falta ninguno de los pilares sonoros del grupo.

“Cuando salga el nuevo disco habrán pasado ya seis años desde el último. No puedes hacer algo que haga olvidar al material más clásico pero sí intentar que lo que grabes esté al mismo nivel. Es divertido porque eso te refresca a la hora de los conciertos. Llevamos tocando “Raining blood” y “Angel of death” desde el 86 en todas las actuaciones por lo que el año que viene habrá unos doce temas nuevos en nuestro repertorio”.

“No tenemos presión para editar el próximo disco y tampoco para que suene de una forma determinada. Llevo 30 años en esto y ahora no voy a caer en ese error. Esto es un negocio y no hay más. Tenemos temas rápidos, temas terroríficos y todo lo que nos ha hecho grandes. En el nuevo disco habrá de todo un poco”.

El disco será el primero del grupo para Nuclear Blast tras haber todo con la discográfica de Rick Rubin después de décadas de colaboración. Paul Bostaph es el nuevo batería del grupo y Gary Holt será el guitarra que ocupe el puesto del extinto Jeff Hanneman. Todo sea por seguir adelante con el legado de una de las bandas más importantes del metal.

Vía | Blabbermouth

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *