29 mayo 2013 Conciertos, Flamenco, Folk, Pop

Kiko Veneno

El pasado año 2012, el gran Kiko Veneno recibía el Premio Nacional de Música Actual por “su contribución decisiva durante más de tres décadas y media a la integración de tradiciones musicales internacionales e hispanas”. Ahora, de nuevo nos sorprende con su nueva contribución llamada Sensación térmica, el nuevo álbum que está apunto de presentar en directo.

Es todo un reconocimiento más que justo al hombre que, entre otras cosas, se sacó de la manga Volando voy, inmortalizada por Camarón. No hay que olvidar que inteligentemente fue capaz de fusionar flamenco y rock junto a Raimundo y Rafael Amador en su formación Veneno, además de haber traído tantos personajes y canciones imborrables que forman parte ya de la música popular de este país.

Entre este premio conmemorativo y el reciente 20º aniversario de Échate un cantecito, sin duda el disco que ha marcado un gran punto de inflexión en su carrera y que fue celebrado con una exitosa gira de recuperación del mismo, podría pensarse que la carrera de Kiko Veneno ya pertenece a los museos y la nostalgia, pero nada más lejos de la realidad. De nuevo, de la manga se saca algo tan vivo como Sensación térmica, un trabajo que conecta con la actitud enérgica de Veneno (1977), sin renunciar a los rasgos de madurez propios de un hombre con su vida y un artista con su experiencia. Para dar este nuevo paso adelante, Kiko se ha puesto en las manos de Raúl Fernández, alias Refree, productor moderno pero conocedor de la canción y sus múltiples tradiciones. ¨No es un desconocido para Kiko Veneno, porque ya había admirado su trabajo con La Mala y la Original Jazz Orquestra, o Sílvia Pérez Cruz, así que se convierte en el hombre adecuado para dar vida extra a unas canciones, por otro lado, entre las más inspiradas de su creador en mucho tiempo.

Este es el regreso del maestro, impoluto pero, a la vez, rejuvenecido, haciendo equilibrios luminosos entre el rock, el pop y los sabores africanos, un disco de instrumentación rica, de canciones sencillas pero, a la vez, de múltiples estratos, un trabajo ecléctico como él solo en un viaje íntimo y a la vez expansivo. Es el retorno de Veneno, el mejor Veneno, ese que inocula la felicidad o la feliz melancolía con armas antiguas empleadas con mágica inocencia, infecciosa frescura. Sensación térmica se recordará, se vivirá. No hace calor: es la sensación térmica de que Kiko ha vuelto y podéis ser partícipes de esta temperatura en el concierto presentación que realziará en el Teatro Central de Sevilla, el 29 de mayo a las 22:00 horas.

Vía | Abrete de Orejas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *