27 julio 2010 Curiosidades, Pop, Rock

kings-of-leon.jpg

Las palomas son unos animales de lo más destructivo. Si son capaces de destrozar ciudades y estatuas a su paso, imaginad lo que pueden hacer con un grupo de músicos. Kings of Leon no salían de su asombro, el pasado día 23 en St. Louis (Missouri), al comprobar cómo una lluvia de excrementos de palomas les caía encima mientras intentaban tocar en el Verizon Amphitheater.

Aunque tras la primera “ducha” se limpiaron e intentaron seguir con el concierto, a la tercera canción aquello se convirtió en un sin dios y tuvieron que cortar. El manager comenta que “Jared fue alcanzado varias veces y en la tercera canción tenía mierda en la mejilla y hasta en la boca, creo que era suficiente. No estamos hablando sólo de lo asqueroso que es sino de que su salud corría peligro“.

The Postelles y The Stills, los teloneros, terminaron sus conciertos completamente bañados en excrementos de paloma pero con Kings of Leon todo fue a peor. “Ellos pensaron que sería una injusticia cancelar el concierto por ese motivo y salieron a tocar”.

Cuando vimos a los teloneros no nos podíamos creer lo que había pasado pero salimos a tocar. Entonces lo vivimos en primera persona y era asqueroso” ha comentado un miembro del grupo. El dueño del teatro dice “Hacer todo lo que puede” para evitar este problema pero no siempre es fácil conseguirlo. Esperemos que lo logre por el bien de los grupos.

Vía | NME

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *