6 diciembre 2012 Curiosidades, Heavy Metal

K.K. Downing se fue de Judas Priest y desde entonces se dedica a sus negocios. Eso no es óbice para que el guitarra recuerde cómo comenzó la banda y su estancia en la misma. Guitarra fundamental para entender el heavy, sus palabras para Guitarhoo son más que interesantes.

“En principio tomamos el nombre de una canción de Bob Dylan y éramos una banda de blues. El líder era Al Atkins y perdieron a su guitarrista trágicamente. Me metí en el grupo pero ni Ian Hill, ni John Ellis (batería) ni yo éramos blues. Se acababa de crear Judas Priest 2”.

“Al escuchar a bandas como Sabbath, Purple o Zeppelin siempre pensamos que había un hueco que podía ser completado con nueva música, con otra forma de hacer las cosas. Lo logramos en el 74 y grabamos nuestro primer disco”.

“Creo que a la hora de componer siempre nos pasaba lo mismo. Había momentos muy duros, otros en los que la música surgía de forma natural y otros en los que todo era muy difícil y aún no sé por qué. Siempre fuimos rock, hard rock, metal y todo lo que nos querían decir. En cinco años hicimos todo el recorrido”.

Sobre Nostradamus, el último disco que grabó con ellos, indica que “creo que todos queríamos demostrar lo que tenemos dentro, queríamos hacer algo enorme y para la importancia del proyecto la verdad es que lo terminamos en relativamente poco tiempo”.

Me fui porque hubo una crisis entre los miembros del grupo y nuestros managers. La cosa se veía venir desde hacía tiempo. Les sigo agradeciendo a mis fans que me hayan convertido en lo que soy”. Grande Downing.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *