Lady Gaga y su boicot a los Juegos Olímpicos de Rusia

Escrito por: David López   @FyDescritura    7 diciembre 2013     Sin comentarios     1 minuto

Lady Gaga ha optado por proponer un boicot a los Juegos Olímpicos de 2014. Sus problemas con el gobierno ruso han sido los que han motivado semejante decisión. Si además añadimos que Putin sigue reforzando sus medidas contra los homosexuales pues la idea de la cantante no nos parece tan descabellada.

Lady Gaga ha optado por proponer un boicot a los Juegos Olímpicos de 2014. Sus problemas con el gobierno ruso han sido los que han motivado semejante decisión. Si además añadimos que Putin sigue reforzando sus medidas contra los homosexuales pues la idea de la cantante no nos parece tan descabellada.

La artista ha declarado que “no creo que tengamos que ir a los Juegos Olímpicos. Imagino que esta opinión no es bienvenida entre los fantásticos atletas y campeones que están entrenando para esa cita deportiva. Que conste que no les quito el mérito en ningún momento, simplemente pienso que no tenemos que darle dinero y prestigio a un país que no respeta a los homosexuales”.

“Quizás esto suene demasiado serio pero es que no se trata sólo de que no respeten a los homosexuales sino de que los gasean con gas pimienta y les pegan palizas. Estuve en ese país para tocar en directo porque pensaba que el mensaje del disco Born this way había que propagarlo en todas partes. Me rompió el corazón ver el dolor con el que vivían los homosexuales en ese país”.

Los motivos para plantear el boicot nos parecen más que justificados. Si el gobierno sigue adelante con su homofobia quizás sería mejor no acudir a la cita hasta que no cambie algo en la mente de los que gobiernan allí. Sed vosotros también los que opinéis a este respecto. ¿Estáis de acuerdo con Lady Gaga? ¿Pensáis que el boicot está justificado? Abrimos las líneas de debate.

Vía | Pop crush

Síguenos en Twitter

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.