21 junio 2014 Noticias, Pop

Lana del Rey

Lana del Rey comentaba hace unos días que quería estar muerta. Ahora parece arrepentirse de esa entrevista y ha culpado, como suele pasar siempre, al periodista que le entrevistó por haber vulnerado su confianza en él. Ambas partes se explican y nosotros te comentamos los detalles de este lío organizado por la propia cantante.

La joven indica ahora que The Guardian le ha traicionado. En una serie de tweets, en los que no sabía ni el nombre del periodista que le entrevistó, carga duramente contra el compañero con estas palabras: “me arrepiento de haber confiado en él, no quería hacer una entrevista pero su insistencia me convenció. Alexis, se refiere a Tim Jonze, se disfrazó de fan para convencerme aunque escondía siniestras intenciones”.

“Quizás ahora está aburrido intentando encontrar algún tema del que escribir. Sus preguntas sobre la muerte y sobre mí estaban preparadas para obtener lo que obtuvo”. O lo que es lo mismo, el periodista pregunta y ella responde lo que él quiere. Este tipo de actitudes no deberían permitirse ni un minuto más por parte de los compañeros. Ya está bien de tanto divismo de alguien que no hace otra cosa que promocionar su trabajo.

Al menos Jonze ha indicado que “la pregunta sobre la muerte no es fácil de hacer a nadie pero ella podría haber respondido lo que hubiese querido”. Sed vosotros los que opinéis al respecto de esta polémica sin sentido inventada por la cantante que dijo que no tendría que haber editado este segundo disco porque no tenía nada que decir.

Vía | NME

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *