31 diciembre 2016 Heavy Metal, Noticias

Lars Ulrich

Lars Ulrich tiene bien claro que siempre ha sido uno de los baterías más criticados por parte de la prensa especializada y de los fans de Metallica. El danés acaba de reconocer que ha cambiado su forma de tocar y que no se centra tanto en demostrar su dominio de la batería como en mejorar el ritmo de las canciones.

“Las cosas comenzaron muy rápidas para Metallica. Empezamos a ensayar y a la media hora, y es literal, Johnny Z, de Megaforce, me llamó y grabamos el disco. Cuando volvimos para grabar Ride the lighting fue una sorpresa. Nos tomamos como dos meses de descanso, que nos pareció una eternidad, y no sabía qué hacer. Kirk Hammett volvió a dar clases de guitarra con Joe Satriani. Yo nunca fui a clases de batería, quería ser el batería de Diamond Head o de Motörhead. Me di cuenta de que esto no era ya un juego sino algo serio. Me dio clases un colega de Satriani“.

“Ese proceso terminó con el …And Justice for all en el que intenté demostrar mi habilidad para tocar. Cuando te das cuenta de que músicos como Dave Lombardo o Charlie Benante te respiran en la espalda es cuando intentas demostrar lo que has aprendido”.

“Tras dos años en ese plan me di cuenta de que lo mejor era hacer lo que yo hacía y ya está, hacer lo mejor para la canción. Toco en plan Phil Rudd y ya está, me encanta. Lo mejor es que los riffs de James brillen más, que ganen en profundidad y no tanto mostrar lo que se hacer”.

“Dejó de interesarme el poder hacer 32 paradiddles y tocar como Dave Lombardo. Deja que él toque como toca y yo haré lo propio. Me quité esa idea de la cabeza bastante pronto. En los últimos treinta años he optado más por el swing, soy feliz con lo que hago”. Valorad, si os parece oportuno, estas declaraciones.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *