5 marzo 2017 Hard Rock, Noticias

lemmy

Paul Inder, hijo de Lemmy Kilmister, ha tenido que salir al paso de las informaciones publicadas sobre la herencia de su legendario progenitor. Algunas webs informaban de que la herencia del líder de Motörhead estaría en torno a los ocho millones de euros. Lo cierto es que ronda los seiscientos mil.

Os recordamos que Inder, que fue adoptado, apenas hablaba con su padre hasta hace unos años. Lemmy vivía en Los Angeles, a apenas unos pasos de su adorado bar Rainbow en el que tiene una estatua, en un apartamento de dos habitaciones. La vivienda poco tenía que ver con la que se esperaba que tuviera una leyenda del rock pero él mismo comentaba, en 2009, por qué vivía de semejante forma.

No me puedo permitir vivir en Hollywood Hills o algo así. No vendemos demasiados discos. He ganado más dinero como compositor de “Mama, I´m coming home” que cantara Ozzy Osbourne que con todo lo que me dan los derechos de los temas de Motörhead”.

“No voy a morir sin un duro pero tampoco lo haré siendo rico. Pago impuestos pero ni soy, ni seré, ciudadano estadounidense. Me pillaron con dos pastillas para dormir en Nochevieja del 71 por lo que, como sabes, soy una clara amenaza para los chavales del país”.

Lemmy murió el 28 de diciembre de 2015 y desde entonces ha logrado incluso aumentar su leyenda. Esperamos, como siempre os decimos, vuestros comentarios al respecto de esta noticia. Abrimos las líneas de debate para que nos hagáis llegar todo lo que pensáis sobre el problema de su herencia y también sobre su cuantía.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *