18 febrero 2010 Conciertos, Hard Rock, Lanzamientos, Rock

leno-rueda-prensa-20100217.jpg

Coincidiendo con el lanzamiento de Bajo la corteza, el grupo Leño volvió a tocar en Madrid, más concretamente en la sala Caracol. El grupo no pudo sonar mejor de lo que lo hizo.

El disco es un capricho de la banda ya que ellos solos lo han pagado todo de su bolsillo. Una vez terminada la grabación se fueron a EMI que recibió encantada la propuesta que ahora se publica. El concierto de ayer supuso un gran momento en la historia del rock más reciente de nuestro país.

Con la participación de Miguel Ríos en el concierto el grupo se quedó en solitario en el escenario. Todos los fans vivieron un momento inolvidable aunque ya se sabía que Leño no iba a seguir. Como bien dice Rosendo Mercado “Sabemos que mucha gente nunca nos vio en directo pero aquellos Leño son irrepetibles”.

La honestidad del de Carabanchel y el resto del grupo al hacer este tipo de discos (que si lo hubiera hecho otro grupo sería un acontecimiento) demuestra que Leño tiene una manera de vivir y de ver la vida única. Gracias a Leño por haber grabado esas obras maestras.

Vía I Maneras de vivir

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *