6 mayo 2011 Heavy Metal, Noticias

limpbizkitpg_.jpg

La fatalidad se vuelve a unir con el hard rock. Si bandas como Black Sabbath, Led Zeppelin o Judas Priest tuvieron que pasar ante un tribunal para responder ante la justicia por “mensajes ocultos” en sus discos, es ahora el turno de Limp Bizkit a los que acaban de acusar, en Australia, de ser el motivo para cometer un asesinato.

The Brisbane Times informa de que “Un hombre de Sunshine Coast fue asesinado y metido en un carrito de la compra, luego en una furgoneta en la que fue camino de ser arrojado a un arroyo. El conductor y asesino estaba borracho y mientras hacía todo esto estaba escuchando una selección musical que el juez ha oído también. Emmanuel McPherson, de 48 años, ha presentado como atenuante que fue la música de Limp Bizkit lo que le provocó las ganas de matar a su compañero de piso James Albert Madden”.

“Los citados estaban con dos mujeres. La noche del 25 de mayo de 2009 estuvieron bebiendo y de buenas a primeras tuvieron un brote violento. McPherson le dijo a Madden que no tocara su música y que ni se le ocurriera bajar el volumen. Tras esto se lió a golpes con él, lo metieron en un carrito de la compra y lo arrojaron a un arroyo donde murió”.

El atenuante de McPherson provocará que la banda tenga que personarse en el juicio para justificar si el disco que estaba escuchando el asesino es, o no, motivo suficiente para que alguien mate a otra persona. Lamentable.

Vía | Metal Hammer

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • anyoni

    una de las muchas bandas implicadas en el satanismo,es acaso una coincidencia del efecto al rebes de la musica ,que los mensajes ocultos se relacionen con pecados muy serios,no,por que si existe proposito,sino se oiria disparates y sin sentido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *