6 junio 2016 Críticas, Punk, Ska

Live in Woodstock Festival Ska-P portada

Tras el lanzamiento de 99% en 2013 Ska-P ha mantenido actividad reducida y acotada a festivales europeos. Por suerte en los últimos días nuestros irreverentes embajadores en el extranjero han editado el CD+DVD Live in Woodstock Festival (Maldito Records, 2016), grabado en 2014 en Polonia.

“No podíamos imaginarnos la fuerte complicidad público-banda que iba a surgir en este gran festival” afirma el cantante Pulpul. Las imágenes del DVD dan buena fe de sus palabras. El enorme escenario se ve enfrentado por un público masivo hasta donde la vista alcanza. Banderas, bailecitos… y suena el tren.

Ska-P salta a la palestra con el intro Full gas seguida por la muy bien recibida Estampida. El juego de luces supondrá un constante atractivo. Tras la emblemática Niño soldado un cura aparece en escena y tras bendecir a la concurrencia se encierra en un confesionario, de donde surge como un demonio. Crimen sollicitationis no será la única ocasión en que veremos a Pipi disfrazado. En Romero el madero aparecerá como gorila antidisturbios, mientras que en Vergüenza su chulesco torero será topado por una afilada guitarra.

Tras unos minutos algo más estáticos el grupo se calienta, toma posiciones y llena el escenario con saltos y aspavientos. Atacan Marihuana y cuando el vocalista grita “stop” se saca un papelillo, se prepara un cigarrillo y una china pa’l canuto de hachís (¡hachís!). No literalmente. Al comienzo de Cannabis el respetable estalla. Infalible.

En buena parte del metraje se ven pogos en las primeras filas. Ska-P suena bien en directo tanto en términos vocales como instrumentales. Live in Woodstock Festival llega con trabajo de fondo en la grabación y labores de estudio, se respira festival lejos del ruido perenne de otros DVDs en directo similares.

Los de Pulpul tiran de clásicos -nada de 99% excepto la mencionada Full gas y Ska-Pa, y de Lágrimas y gozos sólo Crimen sollicitationis– lo que redunda en un éxito de selección. Al tratarse de un festival no existen tiempos muertos entre canciones, el bombardeo no cesa. Como contrapartida, el metraje total no supera la hora y cuarto.

Tras despedirse con El vals del obrero ante un público rendido los bises dobles quedan conformados por A la mierda y la imprescindible El gato López. Live in Woodstock Festival nos trae un directo enérgico, un documento que muestra que Ska-P continúa en excepcional estado de forma y que su música sigue teniendo pegada en medio mundo, no importan los años que pasen. Como diría un culé: gracias, Pulpul, contigo empezó todo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *