29 febrero 2012 Hard Rock, Lanzamientos

La madre de Steven Adler ha terminado ya su libro Sweet Child Of Mine: How I Lost My Son to Guns N’ Roses. En esta obra narra cómo su pequeño Steven se convirtió en un drogadicto problemático que arruinó su carrera musical por ser el batería de la mayor banda de hard rock de los años 90.

Deanna Adler incide en la adicción a la heroína de su hijo y en cómo vivió aquellos años en los que Adler llegó a ser el batería más famoso del mundo y terminó siendo despedido, enganchado a la droga y arruinado. El precio de la fama vuelve a ser comentado.

La montaña rusa de la vida de Adler es el viaje que se nos propone desde el libro. Del joven aficionado al rock a la cima de la industria musical, de la cima a ser despedido delante de todo el mundo, del despido a vivir en la calle, a sufrir dos infartos, varios intentos de suicidio y numerosos intentos de rehabilitación.

Pero todo termina bien. Gracias a su labor se ha podido salvar una vida. Steven está sobrio, sigue tocando con su grupo y tiene ganas de hacer música, de vivir y de apartarse de lo que pudo costarle la vida.

El libro nos parece lo suficientemente interesante como para leerlo y analizarlo. El punto de vista de una persona digamos paralela a los Guns n´ Roses nos puede servir para conocer otra arista de una banda legendaria de la que aún hoy en día, a pesar de haber perdido bastante fuelle, se sigue escribiendo casi a diario en los medios. A la venta el 5 de abril.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Steven Adler: “Mi madre no me perdió por el rock sino por mi adicción a las drogas” 22 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *