29 septiembre 2012 Lanzamientos, Rock


Mark Knopfler aún no ha llegado a comprender cómo es posible que su fantástico nuevo disco, Privateering, no se venda en Estados Unidos. El doble disco, que recorre los caminos del folk, el blues y el rock, no se ha editado por la Warner en Estados Unidos y la verdad es que, tras leer las críticas del disco, nos extraña muchísimo.

La decisión de no vender el disco en ese país no obedece a las bajas ventas del mismo en Europa, se está vendiendo bastante bien, y tampoco a que el peculiar sonido de Knopfler invada el disco al completo. Es un nuevo caso de la industria musical como enemigo de la propia industria.

El propio Knopfler ha comentado que el problema es contractual entre él y la Warner. En el resto del mundo se ha editado por Universal pero en Estados Unidos esto no es posible así que el músico sólo ha podido pedir perdón por esta situación y de paso alentar a sus fans a que adquieran el disco por otras vías.

Al menos Warner ha comentado que “la verdad es que nos duele que el disco no se edite en Estados Unidos. Si los problemas contractuales cambian en breve seremos los primeros en informaros sobre esta nueva situación”.

Esperemos que así sea. El disco es, de lejos, lo mejor que ha hecho Knopfler en solitario y se merece ser editado en todo el mundo por su innegable calidad y por su recorrido por su propia historia musical.

Vía | Ultimate Classic Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *