10 mayo 2010 Críticas, Heavy Metal

Wonderfool World

Soulitude, para el que no lo conozca, es un proyecto alternativo liderado por el Jevo, nombre artístico de Ignacio Garamendi, obrero del metal que llegó a la fama por ser guitarrista de Valhalla, y es aún más famoso tras dos años de anonimato por ser el alma mater de El Reno Renardo (algún día puede que hablemos de ellos, aunque estén bien consagrados para ser comentados en una sección de bandas noveles).

Soulitude hace una música muy personal, con un sonido muy característico, que algunos melómanos fundamentalistas no dudan en etiquetar como sci-fi metal. No andan demasiado desencaminados, todo hay que decirlo: todo aquel que se pare a escuchar (o leer, si no se es muy ducho en inglés) las letras verá como los títulos ya denotan esa temática (Alien Messiah, por ejemplo).

Los dos últimos trabajos de la banda, Destroy all humans y el muy recientemente lanzado a Internet Wonderfool World (buen juego de palabras con el título de la famosa canción interpretada por Louis Armstrong) podrán deciros más de lo que os podré enseñar yo aquí.

A bote pronto os puedo recomendar Soulitude si cumplís las siguientes condiciones: primero, tenéis que tener la mente abierta, pues os sonará a muchas cosas y a nada en especial, algo poco valorado por los cabezas cuadradas; segundo, os tiene que gustar el heavy metal, especialmente el power y el thrash. Y tercero, tenéis que ser un poco frikis: sobre todo para entender las letras. Aunque no son necesarias (puede gustaros la música sin cumplir ninguna de éstas condiciones, o al contrario: podéis cumplirlas y odiar este sonido).

Todos los discos de éste proyecto están disponibles en la Web del proyecto de manera gratuita (y legal, con sus letras, sus covers en alta resolución y todo lo necesario para grabarlo en un compacto o para transferirlo a nuestro reproductor portátil).

Web | Soulitude

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *