19 mayo 2016 Hard Rock, Noticias

michael-schenker

A Michael Schenker hace ya algún tiempo que no le vemos por aquí. Antes vivía en Sitges y no faltaba a casi ningún concierto en Barcelona. Lo curioso es que ahora parezca haber vuelto al pasado para recordar por qué no confía en su hermano Rudolf, guitarra de Scorpions. Os contamos los detalles.

“No puedo colaborar con Rudolf porque estoy muy cabreado con él. Lo que he podido leer en la biografía de la reedición de Lovedrive está totalmente equivocado. Cuando tenía 23 años terminé mi periodo en UFO. Grabé Strangers in the night, tuvimos hits como “Lights out” o “Too hot to handle” o “Only you can rock me”. Scorpions siempre estaban copiando lo que hacíamos”.

“Cuando Rudolf se enteró de que me había ido de UFO y Matthias Jabs, que acababa de entrar en el grupo, no podía grabar el disco que ellos querían optaron por llamarme. Tenía 23 años y Rudolf 30. Cuando terminé mi trabajo en Lovedrive no querían que me fuera del grupo porque estaban hartos de Matthias. Lo pusieron todo en marcha para que me quedase e incluso querían que firmase un contrato con ellos”.

“Comencé la gira pero a las dos semanas me fui del grupo, no podía seguir. Rudolf me llamó llorando. Volví al grupo y me di cuenta de que tenía que volver a irme. Cogieron a Matthias y Rudolf me llamó para preguntarme si podía tocar mi diseño de guitarra blanca y negra. También me pidió si podía darle los derechos del tema “Coast to coast” que había escrito yo. Fui la sexta parte del disco y tenía un contrato según el cual tendría que haber cobrado un sexto de todos los beneficios”.

“Cuando recientemente editaron Lovedrive por el quincuagésimo aniversario de la banda leí la historia del disco que ellos han incluido y lo que dicen no es cierto. Nadie dice que la intro del tema “Holiday” es mía. Lo más curioso es que la gente contrataba a Scorpions en su momento porque Rudolf era rubio y llevaba mi guitarra. Imagino que él sabe de sobras cómo engañar a la gente porque, hasta ahora, no le he prestado atención a lo que hacía. Es más, no hay ni una foto mía en esa reedición. Cada vez que leo algo voy descubriendo cosas extrañas de Rudolf. Ahora mismo no le creo y creo que no podré confiar más en él“. Sed vosotros los que opinéis al respecto.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *