17 mayo 2017 Hard Rock, Noticias

mikael-akerfeldt_51065

Mikael Åkerfeldt, líder de Opeth, ha querido comentar cómo fue aquel mítico Gigantour junto a Megadeth y sobre todo junto al gran Dave Mustaine. La citada gira se llevó a cabo en 2006 y Mikael recuerda lo siguiente.

“Solía estar siempre borracho. Creo que lo que hacía le gustaba un poco a Dave aunque me saludaba cuando se acordaba, dependía de cómo se encontrase ese día. Hablamos mucho, es un gran tipo y muy divertido, al contrario de lo que mucha gente piensa de que es narcisista”.

Mustaine

“Tiene mucha actitud pero es divertido. Entré en su camerino, no recuerdo para qué si tengo que ser honesto, y vi que él estaba fumando en algo que no había visto nunca. Él mismo, y los que allí había, me invitaron a probar aunque este tipo de cosas no me gustan, no fumo hierba ni nada parecido. Me dio un subidón. Lo único que bebo, como sueco, es cerveza y vino. Jamás había probado nada de drogas”.

También tuvo tiempo de comentar, entre otras cuestiones, la colaboración de Mike Portnoy con la banda o con algún proyecto. “Creo que todo esto parte de él que es adicto al trabajo. Es amigo mío y es un gran tipo. En realidad el quería hacer algo muy heavy y a mí no me interesaba. Ya veremos qué sucede. Es posible que se incorpore a Storm Corrosion, la banda que tengo con Steven Wilson, porque no teníamos batería. Necesitábamos un batería para el grupo. No creo que esto sea suficiente para Mike”.

“De momento esto no se ha hecho realidad. No tenemos ideas ni nada parecido. Él tiene varios grupos y distintos estilos. Yo personalmente intento meter todo tipo de estilos en Opeth. No creo que necesite otro grupo para explorar otros terrenos musicales”. Sed vosotros los que comentéis esta noticia.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *