26 junio 2016 Hard Rock, Noticias

Lemmy-Kilmister-of-Motorhead

Mikkey Dee, actualmente batería de Scorpions, ha querido comentar en una reciente entrevista cómo era tocar y vivir con Lemmy Kilmister, el extinto líder de Motörhead. El músico recuerda grandes momentos vividos tras el drum kit de tan mítico trío que ya es historia.

Todo era único con Lemmy. Mucha gente le veía como a un bajista o guitarrista pero tocar con él era algo muy bueno. Era muy heavy, muy único y tenía una manera de sostener las notas y de entrar en bajones sonoros muy particular. Para mí fue muy duro amoldarme a esa forma de tocar pero una vez que nos encerramos y logramos conjuntarnos todo fue bien. Era un gran bajista y un gran cantante. No puedes señalar qué lo convirtió en Lemmy y por eso es único”.

“Con otros músicos es más fácil decir que ese chico o chica es muy buena haciendo escalas o tocando la batería. Lemmy era única en todo. No se puede explicar. ¿Por qué algo tiene un buen sabor para ti? Pues esto es lo mismo”.

Del punto final a la carrera de Motörhead opina que “creo que nos hemos ido con un zambombazo, con un shock. Es una manera fantástica de terminar la historia del grupo. No podía creer que Lemmy pudiera tocar teniendo lo que tenía. En la última gira por Europa luchamos mucho pero cuando entraba en el escenario era buenísimo. Sufrió de cierta pérdida de energía pero nadie pensaba que se fuera a morir”.

“Al menos él está ahí arriba o por ahí abajo, riéndose, y siempre digo que cada vez que toco la batería se lo dedico a él, a Lemmy, a mi amigo y al compañero que tuve”. Grande Dee.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *