6 enero 2011 Crónicas, Jazz

gerry_rafferty_picrex_602389197.jpg

Gerry Raferty, saxofonista y músico, ha fallecido a la edad de 63 años, el alcohol le ganó la partida al artista. Tras varios años luchando contra un grave alcoholismo no ha podido más y ha permitido que su música deje de sonar para siempre. El autor de Baker Street, una melodía mítica, ya descansa en el paraíso de los músicos olvidaddos.

Nacido en Escocia, tuvo una infancia marcada por el alcoholismo de su padre. Bandas como The Mavericks o The Humblebums le sirvieron para ir entrenándose para su carrera en solitario. Stealers Wheel fue uno de sus grupos con más éxito, el tema Stuck in the Middle le sirvió para alcanzar el puesto 6 de la lista de los más oídos, el paso de los años le fue convirtiendo en un gran músico.

Fue en 1978 cuando editó, en solitario, el disco City to city donde está incluida Baker Street, este trabajo vendió 5 millones y medio de copias en el mundo. La melodía de saxo de Raphael Ravencroft le permitió ser el autor de una de las canciones más oídas de la historias, concretamente 5 millones de veces.

Ocho discos más en solitario no le sirvieron para quitarse el “estigma” de ese gran hit. Sus últimos años han estado marcados por varios sucesos extraños. En agosto de 2010 se le dió por desaparecido, luego anunció que vivía en la Toscana y su manager que le había visto en Dorset.

Hombre carismático y taciturno del que Michael Gray, su primer manager, comenta que “Tenía la clase de Lennon y el sentido de la melodía de McCartney. Su música era como el delta de un río, tenía de todo pero siempre había un fondo sardónico. Bajo su aspecto duro y violento se escondía su propio miedo. Podría haber trabajado con Clapton, McCartney y todos los músicos del mundo, pero siempre tuvo miedo”. Descanse en paz.

Vía | Billboard

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *