19 mayo 2010 Jazz, Noticias

Hank Jones

Desgraciadamente para los aficionados al jazz y por extensión, a la buena música, a la desaparición hace unos días de la actriz y cantante Lerna Horne se une la muerte del que muchos consideraban “decano” del piano jazz, el norteamericano Henry “Hank” Jones.

Al igual que Lerna, Hank Jones moría el jueves en el barrio neoyorquino de Manhattan y también habiendo sobrepasado los noventa años. Algo tendrá la música sincopada que les hace conservar las ganas de vivir durante tantos años, ya que Jones seguía en activo tras siete décadas sobre los escenarios e incluso tenía previsto actuar a finales de este mes en el conocido club Birdland de Nueva York

Intérprete incansable, a lo largo de la prolífica carrera que comenzó en los años treinta, bajo la influencia de tipos como Teddy Wilson o Art Tatum, tuvo tiempo de tocar con casi todas las leyendas del jazz. Desde el clarinetista Benny Goodman hasta el propio Charlie Parker, con el que grabó temas como The Song Is You . Su piano también fue un acompañante imprescindible para Ella Fitzgerald o Frank Sinatra. A modo de anécdota, también se recuerda al bueno de Hank Jones por que era quien tocaba con Marilyn Monroe en aquel célebre cumpleaños del presidente Keneddy en 1962.

Contrario a las últimas tendencias por las que deriva la vanguardia del jazz en los últimos tiempos, Hank Jones siempre será recordado como uno de los grandes pianistas de las corrientes clásicas, como el swing o el bebop.

Vía | La Tercera.com

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *